Nuevos stickers

Escriba lo que está buscando:

Make your own custom-made popup window!

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetuer adipiscing elit, sed diam nonummy nibh euismod tincidunt ut laoreet dolore
[contact-form-7 id="3019" html_class="default"]

El agua sagrada de Bahía Malaga

¿Quieres sentir el poder de la naturaleza, soltar el control y dejarte llevar a lo desconocido? Te doy la bienvenida a  Bahía Málaga, este es el sitio escondido del Pacífico al que puedes llegar más fácilmente. Puedes planear con tus amigos una ruta con destino a Buenaventura, parquear tu moto o carro en un lugar seguro e irte en lancha 40 minutos hasta Juanchaco.

El agua es la protagonista en todas sus facetas, es un lugar con vida que te llena de vida, es el lugar de acantilados, cascadas y donde el mar se aleja cientos de metros en la mañana, para dejar playas llenas de espejos de agua y donde regresa al atardecer a llenarlo todo. Este fenómeno se puede observar en todo el Pacífico y especialmente en Juanchaco y Ladrilleros se puede ver mejor por sus acantilados.

Este es el lugar donde sin duda podrás observar ballenas, ver a los gigantes del mar tan cerca te llenará de emoción, las ballenas no siempre van a saltar; no es en un parque de diversiones, estarás viendo la inmensidad de lo desconocido, en vivo y en directo, familias de gigantes nobles que danzan al compás del mar, que viajan desde lejos a este sitio mágico para tener a sus bebés y nos dan un espectáculo que te dejará sin aliento.

Aquí no hay hoteles famosos, no hay 5 estrellas, existen lugares cómodos donde puedes recargar energía para salir a conocer pájaros, delfines y todos los colores de verde natural, donde te puedes resguardar en la noche de bichitos y de llovizna eterna que pareciera no terminar, porque en el Pacifico llueve y mucho, pero esa agua es sanadora, maravillosa y potencia la imponente selva tropical.

Juanchaco, Ladrilleros y en general Bahía Málaga son cerca, pero están lejos de ser lujosos, son lugares guardads para los aventureros, para los que les gusta descubrir que hay más allá de lo básico y monótono, por ejemplo, el tesoro de Bahía Málaga es la Cascada de las Tres Marías, un lugar rodeado de agua y rocas, donde se forman piscinas naturales y se funde el agua dulce con el agua salada.

Regresas en lancha con una sonrisa y encapsulas estos momentos con un sticker que te va a recordar siempre que eres un guerrero.