Nuevos stickers

Escriba lo que está buscando:

Make your own custom-made popup window!

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetuer adipiscing elit, sed diam nonummy nibh euismod tincidunt ut laoreet dolore
[contact-form-7 id="3019" html_class="default"]

Monguí, Boyacá

Y si te preguntas ¿Qué hay en Mongui que lo hace un lugar mágico? Vamos a transportarnos a lo que tuvo que ocurrir para que hoy este lugar exista como lo conocemos, así que nuevamente te pido que leas esta historia como si de un cuento de fantasía se tratara:

Soy Arquitecto español, es el año 1724 y fui traído a las Indias para ayudar con la construcción de un lugar que llamarán la Ciudad Heróica, no estoy muy convencido, así que por decisión propia y un montón de problemas con Don Juan Herrera y Sotomayor, abandonaré este lugar y me iré para otro lugar que han llamado Mongui, es extraño el parecido que encuentro entre este nombre y Montjuic en Barcelona, aunque dicen que su nombre proviene del nombre de los indios Muiscas “Baño de la esposa o compañera”. Iré allí, porque según los padres franciscanos, podré realizar una obra maestra que pasará a la historia y yo no soy solo amante de las obras maestras sino que sueño con pasar a la historia.

Entonces comencé por construir el puente que llamé Calicanto, este puente sirvió para transportar la piedra con la que terminaríamos de construir el templo, para construirlo utilicé una mezcla de cal, arena, sangre de res y melaza, una técnica aprendida en España y muy útil aquí en las Indias.

De 1739  a 1740 comencé a adelantar las obras del templo de Monguí, terminamos la fachada principal, dos torres que sostendrán la basílica y comencé a construir el claustro del convento franciscano, estoy seguro que serán obras admiradas por visitantes de todo el mundo. Ya se acabó el día, me siento cansado, continuaremos con esta historia el día de mañana, por cierto mi nombre es Martín Polo Caballero, mucho gusto.

Si hoy esta historia no está terminada fue porque Martín Polo murió al día siguiente en Febrero de 1740 producto de un accidente trágico por la caída de uno de los andamios de la basílica, sin embargo, hoy, así la historia de Martín no haya terminado, la basílica y el municipio de Mongui si lo están y puedes ir a visitar esta obra magnífica que fue terminada con tanto entusiasmo y satisfacción.

Si das una vuelta por este municipio te encontrarás no solo con la basílica de nuestra señora de Mongui de quién hablamos un poco en esta historia, sino también con el Paramo de Oceta, el Puente real de Calicanto, la Laguna negra, las parcelas de Mongui y muchas cosas más que puedes descubrir solo visitando este Pueblo Patrimonio de Colombia.

Sabemos que no solo quieres llevarte un recuerdo en tu corazón sino también en tu pasaporte MUCA, así que compra tu sello de Monguí para que recuerdes no solo la historia sino también tu visita.