Nuevos stickers

Escriba lo que está buscando:

Make your own custom-made popup window!

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetuer adipiscing elit, sed diam nonummy nibh euismod tincidunt ut laoreet dolore
[contact-form-7 id="3019" html_class="default"]

Me voy tras de ti, a las playas de Nuquí

Recuerdo que, en muchos cuentos, los lugares alejados, en los que el protagonista se adentra para vivir grandes aventuras son los más mágicos, justo eso es Nuquí, un lugar que pareciera olvidado, pero en realidad es todo lo que necesitas y no sabías que estabas buscando. Vamos a empezar a describírtelo: Generalmente puedes llegar en avión desde Medellín, en lancha desde Buenaventura o Bahía Solano.

Pisas sus tierras y llegas al pueblo, hasta ahora todo transcurre de manera normal, ves calles pequeñas, muchas lanchas y sobre todo, muchas sonrisas, pero nada que no hayas visto en algún pueblito de la costa.

La magia comienza cuando subes a la lancha y empiezas a recorrer la bahía ¿Esto es Nuquí o qué paraíso están viendo mis ojos? Una formación de islotes conocidos como los Morros de Vidal atraviesan el océano, mientras observas una arena negra que se funde en una selva húmeda tropical. Todo desde la lancha se ve agreste, aún no sabes con que te vas a encontrar, pero todo te va gustando, cada vez quieres mirar con que sorpresa te vas a topar.

Prepárate para sentir los olores, los sonidos de las aves y la tranquilidad. No, no es Filipinas ni Tailandia, estás en Chocó, tienes a tus pies miles de metros de playa sola, para que disfrutes y entre junio – noviembre la vista se pone aún más asombrosa, porque vas a poder avistar a las ballenas jorobadas acompañadas de sus ballenatos.

Mis recomendados son ir al corregimiento de termales y darte un baño de agua caliente, además, sorprenderte con la empanada de cangrejo y artesanías del lugar, también, tomar una lancha a Cabo Corrientes, un lugar lleno de formaciones rocosas que lo hacen especial para caretear y sentir la grandeza del océano.

¡Ahh! no hemos hablado de la gastronomía ¿Te gusta el pescado fresco? Llegaste donde mejor lo hacen, los sabores seguro te sorprenderán porque no has probado la sazón única que le imprimen a todos los platos que se preparan en Nuquí y lo mejor, es que existen algunos restaurantes comunitarios donde puedes probar platos increíbles, sabores diferentes y a buenos precios. Pregunta donde te hospedes por estos lugares, pues por lo general, debes reservar para que puedan conseguir los ingredientes especialmente para atenderte.

Si te gusta bucear, caretear o caminar, también es el lugar ideal para hacerlo, se dice que si buceas en el Pacífico, puedes hacerlo en cualquier lugar del mundo, ya que, la dificultad es un poco más alta, pues en algunos lugares la visibilidad es poca mientras desciendes, aunque, llegas a un punto donde todo se despeja, el agua se vuelve cristalina, puedes ver muchos peces y si estás de suerte, una ballena. La ventaja que tiene el Pacifico es que los animales que te vas a encontrar por lo general son más grandes que en el Caribe.

Y si llegas hasta Arusí, un pequeño corregimiento en la punta de Nuquí y un tesoro por descubrir, no te vayas sin dar un paseo en canoa por el río Arusí, te van a sorprender sus aguas cristalinas, es de las cosas más majestuosas que puedes hacer, ya que, la naturaleza misma te sorprenderá, entre árboles, animales, piedras, charcos y un paisaje que te dejará con el corazón repleto de agradecimiento.